Fundación Iglesias Patrimoniales de Chiloé

La Fundación de las Iglesias Patrimoniales de Chiloé (FIP) fue constituida con fecha 29 de octubre del año 2010, como la continuidad de su homóloga y antecesora Fundación “Amigos de las Iglesias de Chiloé” creada el 30 de diciembre de 1993. Ambas organizaciones surgen desde el Obispado de Ancud, como entidades a cargo de administrar los 16 templos reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Mundial entre los años 2000 y 2001.

Durante este periodo de tiempo, la Fundación ha desarrollado diversos proyectos junto al Gobierno de Chile y otras instituciones internacionales, con un sentido de corresponsabilidad, solidaridad y espíritu de Minga, para enfrentar los desafíos asociados a su conservación. Estos desafíos se han materializado en diversos trabajos de restauración y puesta en valor de las 16 iglesias consideradas dentro del Sitio, además de colaborar en la conservación y salvaguarda del sistema territorial patrimonial el que son parte.

Ha sido un proceso constante de aprendizaje respecto a cómo restaurar y poner en valor el patrimonio tangible e intangible, clarificando los principios, criterios, métodos y normas legales de intervención. En este andar, la Fundación ha ganado en experiencia durante los procesos de restauraciones conformando un espacio de escuela patrimonial para sus equipos de profesionales, administrativos, carpinteros y proveedores.